sábado, 10 de diciembre de 2016

ROSA DE LOS VIENTOS



Las fechas del calendario suelen darnos pautas temporales  que nos ayudan a fijar recorridos en nuestra vida.
Los finales de año suelen ser un espejo donde revisar ese rumbo marcado y un buen momento para marcar variantes o, directamente, aventurarnos hacia nuevas rutas.
A veces es necesario sólo una leve brisa, otras necesitamos de vientos fuertes e ,incluso, el violento empujón de un huracán que no deseábamos sentir.
Hasta la  misma ausencia de viento es lo necesario en muchas ocasiones para saber que hacer.
En todo caso deseo que en TODOS nuestros corazones esté presente la sabia rosa de los vientos en la que confiar tanto de día como en los necesarios momentos de oscuridad.
Sea cual sea tu rumbo, nuestro rumbo... es maravilloso ver como en el horizonte se marcan millones y millones de surcos de vida.

Un ABRAZO FRESCO