martes, 6 de diciembre de 2011

VALE LA PENA


Por muy doloroso,
por muy negativo
que me haya visto hasta ahora...
TODO ESO LO PUEDO TRANSFORMAR.

El proceso del cambio,
sus incertidumbres y su movimiento
no creo que lleguen a ser
ni mínimamente parecidos
al sentimiento estéril de quedarse quieto.

Agarrarme al pasado no me mejora.
Sólo moverme lo puede hacer.
Y, en este proceso,
es donde creo que EL VERDADERO AMOR
SURGE.

GRACIAS