viernes, 25 de noviembre de 2011

NO ME HABLES DE REVOLUCIÓN

No,no es la palabra revolución la que yo siento adecuada para este momento del planeta.
Me trae a la memoria imágenes y sensaciones de violencia, sufrimiento y muerte.
Incluso se se ha manipulado como elemento el disuasorio que nos lleva decir :"Madrecita , que nos quedemos como estamos".
No , no me hables de revolución... porque además, ¿qué me exige más allá de ponerme detrás de una pancarta y gritar mi enfado a los cuatro vientos? ¿qué me exige concretamente?
No, no es eso, no es eso...otra es  LA PALABRA.

Su nombre es TRANSFORMACIÓN.
Transformación no tiene en nuestro insconsciente ningún recuerdo sangriento, todo lo contrario.
Transformación me trae a la memoria un cambio diametralmante distinto: Implica movimiento lúcido, vida, trascendencia y , sobre todo , mi exigencia personal ; un acto interior y silencioso tremendamente poderoso y diáfano: MI COMPROMISO PERMANENTE.
Cuando me transformo , CREO posibilidades reflejas de cambio a mi alrededor: INVITO al otro a afrontar su propia disposición a PILOTAR SU VIDA.
Y , maravillosamente, se crea sin violencia , sufrimiento ni muerte.
Se crea ...como el aleteo en el corazón del otro y, de tal forma , que puede ponerse a disposición de si mismo para siempre.
La transformación es una REVOLUCIÓN LÚCIDA y que utiliza las herramientas de la VIDA como aliadas incondicionales.Porque la vida no es más que mi hermana mayor: Es la transformación permanente y perpetua que me mira de reojo a ver si lo voy comprendiendo.
Como persona , la única pancarta que necesito es mi disposición física , mental, emocional y espiritual de ser realmente YO MISMO en todas las sutilezas del aquí y del ahora. Redescubriéndolo todo, como un adolescente que formatea sus creencias con muchísimo amor y paciencia.

Háblame desde esta visión y , de alguna manera, la vida nos mantendrá unidos , sin necesidad de gritar nada , incluso sin oírnos ni vernos.
Los árboles dan frutos en silencio.Hagámoslo con la misma disposición, sabiendo que el árbol está lleno de miles de brotes.
Imitemos a la vida.
Gracias por vuestra atención y sintonía.
QQ